Cómo afrontar una crisis en nuestra vida

En ocasiones tenemos crisis en nuestra vida. Situaciones que nos estresan y nos causan angustia, porque no la podemos manejar adecuadamente, utilizando los métodos a los que estamos acostumbrados y que nos han dado resultados positivos en el pasado.

Por este motivo nuestra actitud es determinante, tanto en la manera de vivir la crisis, como en los resultados que obtendremos al final. Todos tenemos metas, objetivos, sueños e ilusiones. Y en ocasiones por mucho que nos esforcemos no siempre los alcanzamos y el conseguir el éxito o el fracaso depende de nuestra capacidad de afrontamiento.

A veces, para lograr lo que deseamos tenemos que enfrentarnos con obstáculos externos (conflictos con otras personas, cambios en el medio ambiental, problemas acarreados por la pandemia a nivel laboral, social, familiar, personal, falta de información o de tiempo, etc.) que son más o menos fáciles de identificar y por lo tanto, de solucionar o de buscar otras alternativas.

Pero existen otros obstáculos, más difíciles de identificar, aceptar y solucionar: Los obstáculos internos.

Los obstáculos internos son aquellas características personales que nos impiden actuar de acuerdo a nuestros deseos, que nos limitan, no nos permiten desarrollarnos como personas y nos alejan de la felicidad y el bienestar emocional y espiritual.

Cada persona tiene sus propios obstáculos internos, entre los que se encuentran estilos de pensamientos erróneos o disruptivos, falta de confianza y motivación en uno mismo/a, miedos personales como por ejemplo: el miedo a la crítica y al fracaso, pesimismo ante ciertas situaciones presentes que anticipan situaciones traumáticas en el futuro. Además de poca motivación y fuerza de voluntad.

Por esta razón es importante valorar en tu vida los cambios o desafíos como retos positivos que te ayudan a aprender, a valorar situaciones traumáticas que te ocurrieron y enfrentarlas de la mejor manera posible.

Priorizando en objetivos a corto plazo y elaborando un plan de trabajo para conseguir las metas perseguidas. El ser disciplinado/a te ayudará a coger confianza en ti mismo/a y a organizarte mejor.

Cuando  pospones una tarea en el fondo sabes que no la retomarás por muchas promesas que te hagas. Son muchos los estudios que avalan que si no la haces 2 minutos después de planificarte esa tarea en muchas ocasiones lo abandonarás.

Debes sacar tiempo para realizar todas tus actividades tanto personales como profesionales aunque estes super ocupado/a. Debes desconectar para volver a conectar. Tú salud emocional y mental es muy importante y debes cuidarla. Rodéate de familiares y amistades. Dedícate un ratito en el día para ti y haz un poco de deporte.

Lo más importante es que te conciencies de que aunque haya situaciones difíciles y no te vaya la vida como querrías debes mirar al futuro con optimismo para avanzar y que tu vida cambie a positivo.

Lo que proyectamos se convierte en realidad, por este motivo importante el esfuerzo pero más aún nuestra actitud.

Así que te recomiendo un mantra: Tranquilo/a todo tiene solución.

10 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Noticias Relacionadas

Menú